miércoles, 2 de septiembre de 2015

NI JOVEN NI VIEJO: EN TIERRA DE NADIE

¡Ah!, ¿Qué ya no soy una joven promesa?

Dicen que debes callarte si lo que vas a decir no es más bello que el silencio y eso he hecho: dejar al Vikingo despacharse a gusto con los "Locomía" y esos cabellos Pantene, pero he vuelto para poner un poco de cordura en este blog destinado a aquello de "a mi me pasa como a ti, pero yo lo cuento".
 
Admitámoslo. Se nos está pasando el arroz para algunas cosas. Si. Como para trabajar en Decathlon, donde solo puedes enviar un curriculum si tienes el abono transporte joven. Amiguitos y amiguitas, hemos dejado de ser promesas, ahora somos la certeza porque no hay muchos mas descartes y las cartas buenas están repartidas.
 
Resulta que en nuestra edad ya eres un senior y está muy mal visto eso de empezar de cero. Si no te gusta la profesión que elegiste, te aguantas, porque no resulta fácil adentrarse en un campo nuevo con 40 años. Resulta que cuando te jubilas puedes ir a la Universidad y molas mil, pero si con 40 se te ocurre apuntarte a un Grado Universitario, te van a mirar raro en plan... "tarde vas". Lo cierto es que si estuviésemos en una sociedad justa, la edad sería un grado y no un problema pero.. bueno, no os voy a contar como está el patio porque todos tenemos ventanas al mismo.
 
A nuestra edad eres joven para relajarte, debes seguir luchando cada día en la feroz vorágine de la competición de padre-madre del mes, guapo del gimnasio, cuñada de la semana, amiga del siglo, runner del lustro, amante de la quincena e hija de la década. Cada día te miras en el espejo y te lanzas a la agenda como si no hubiese mañana y al final del día no sabes cuanto más feliz eres, pero si que estás hecha unos zorros y que se te ha corrido el rimmel.
 
A nuestra edad estás mayor para ir de mochilero, para empezar a planear tener familia numerosa, para cambiar de profesión, para empezar de cero, en general, porque como mucho y como ya hemos apuntado, de cinco y con suerte.
 
Eres joven para viajar con el IMSERSO y mayor para hacerlo con MUNDO JOVEN (ya no existe verdad? si es que tengo una edad). No tienes descuentos en nada por razón de edad y resulta que nunca has tenido mas gastos, porque eres joven para haber terminado de pagar hipoteca y mayor para vivir con tus padres. Es probable que tengas hijos y estos estén en edad de vulnerabilidad económica total. Es probable que hasta te hayas divorciado como corresponde a la crisis pertinaz que nos ocupa, y tengas que pagar una pensión o hacerte cargo en solitario de gastos que antes no contemplabas al ser equipo.
 
Sales de marcha y resulta que ya no se llama salir de marcha y que cuando empieza eso que llamas marcha, tienes los pies destrozados y ganas de pillar cama, pero la de dormir.
 
Y luego está lo del deporte. Se te hace raro eso de salir a correr con un plan de entrenamiento cuando lo único que quieres es perder un poco de lorza y que se te suba el culo. A veces no te apetece calzarte las zapas porque estás cansado, pero tampoco eres lo suficientemente mayor como para salir a "caminar" y poner verde a la familia política o arreglar el país, como hacen los jubilados de las 7 de la mañana entre los que suelen estar tus padres, que de repente parece que se toman la vida como realmente mola y te miran con cara de "pero hijo, ¿dónde vas con esa cara de susto todo el día?".
 
Eres joven para no saber todo lo relativo a modernidades y te pasas el día intentando no perder el tren.
Eres mayor cuando tu hijo de 8 años te mira con pena porque te tiras diez horas en el MINECRAFT para hacer lo que él ha construido en una.
Eres mayor para comprar en Stradivarius y joven para ir al Punto Roma. No sabes si sección de joven o de señora. No sabes si seguirte tiñendo las canas o dejarte una melena corta de esas de tu color que le quedan bien a las de Hollywood pero que tú.. no sé, no sé... no te terminas de ver.
Eres joven para cargar la compra y que nadie te ceda el asiento en el bus.
Eres mayor para presentarte al Miss Camiseta Mojada, de hecho eres mayor hasta para entrar a la discoteca donde se realiza el evento.
 
Eres joven para mandar a tu suegra al Congo Belga (si se lo merece).
Eres mayor para pasar de ir a comer paella a casa de tu suegra, la del Congo Belga (si lo merece).
 
Y ni hablemos si estás en el "mercado". Los de tu quinta, o andando en círculos o pillados, mayor para los jóvenes que en plan "Mrs. Robinson Experience", vaya que vaya, pero no para más y joven para acechar al sexagenario con pasta que no te hace ni pizca de gracia.
 
Menudo panorama, ¿ no?.
 
Pero están las ventajas y a esas nos arriesgados: LA EXPERIENCIA NOS HACE MAS RESISTENTE Y RECONOZCÁMOSLO... ESTAMOS MUUUUUUUY BIEN PARA LA EDAD QUE TENEMOS, ALGUNOS HASTA APARENTAN 39!
 
Y mientras tanto recuerda: QUE NO SE TE OLVIDE RESPIRAR.
 
 
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión y tal...